miércoles, 28 de noviembre de 2012

Dialogo de nubes...


  Centro Cultural Memoria de Andalucía. Granada



     Cuando me asomé a la ventana, las nubes crepusculares seguían ahí. Parecían estar esperando. ¿ Debería contarles también a ellas una historia? Se lo propuse, pero no me oían.
   Para explicarme y acortar la distancia entre nosotros grité :
     - Yo tambien soy una nube crepuscular.



Vista desde el Palacio Real. Madrid.

         
     Se quedaron inmóviles; sin duda alguna me estaban observando. 
    Entonces alargaron sus finas y transparentes alas rojizas hacía mí. De esta forma se saludan las nubes crepusculares. Me habían reconocido.

                                                                        Historias del Buen Dios. Rainer María Rilke (1.875-1.926)



miércoles, 14 de noviembre de 2012

Escaleras... (IV)

CaixaForum. Madrid

Soy el apogeo de las cosas logradas y contengo las cosas que serán.
Mis pies se asientan sobre el peldaño más alto de la escalera,
En cada peldaño hay racimos de épocas,
 y racimos mayores entre un peldaño y otro,
Todos los inferiores han sido ya recorridos y, 
no obstante, asciendo y asciendo.


Serrallo Plaza. Granada
 
Asciendo, y detrás de mí se inclinan los fantasmas,
Veo, allá lejos, la primigenia Nada enorme,
 sé que estuve en ella,
Esperé siempre, invisible, y me dormí en la niebla letárgica,
Y no tuve prisa, y no recibí daño del fétido carbono.


Iglesia de S. Caros Borromeo. Viena

Mucho tiempo estuve en brazos de las tinieblas -mucho tiempo.
Inmensa fue la gestación de mi ser,
Fieles y cariñosos los brazos que me ayudaron.

Hojas de hierba. Walt Whitman (1.819-1.892)

martes, 6 de noviembre de 2012

Las alas de las mariposas

Parque de las Ciencias. Granada


 

Quisiera
hacer un verso que tuviera
ritmo de Primavera;
que fuera
como una fina mariposa rara,


  

Parque de las Ciencias. Granada
 
 

Como una mariposa que volara
sobre tu vida, y cándida y ligera
revolara
sobre tu cuerpo cálido de cálida de palmera
y al fin su vuelo absurdo reposara
—tal como en una rosa azul de la pradera—
sobre la linda rosa de tu cara...



 
Parque de las Ciencias. Granada



Quisiera
ser un verso que tuviera
toda la fragancia de la Primavera
y que cual una mariposa rara
revolara
sobre tu vida, sobre tu cuerpo, sobre tu cara.
Nicolás Guillén ( 1.902-1.982)