Entradas

Mostrando entradas de enero, 2012

Los cielos son iguales…

Imagen
Columna Mariana en Santa María Maggiore. Roma
Los cielos son iguales.
Azules, grises, negros,
Se repiten encima
Del naranjo o la piedra:
Nos acerca mirarlos.
Las estrellas suprimen,
De lejanas que son,
Las distancias del mundo.    Torre de la Catedral. Granada  Si queremos juntarnos,
Nunca mires delante:
Todo lleno de abismos,
De fechas y de leguas.
Déjate bien flotar
Sobre el mar o la hierba,
Inmóvil, cara al cielo. Puerta del Sol. Madrid Te sentirás hundir
Despacio, hacia lo alto,
En la vida del aire.
Y nos encontraremos
Sobre las diferencias
Invencibles, arenas,
Rocas, años, ya solos,
Nadadores celestes,
Náufragos de los cielos.   La voz a ti debida. Pedro Salinas (1.891-1.951)

Aquellos pasos perdidos…

Imagen
Memorial a los deportados por los nazis a orillas del río Danubio. Budapest Y  aquel imbécil se reía… Jugaba a encontrar un zapato a la medida de su pezuña.  No merecía el beneficio de la duda de si desconocía el motivo por el que  aquellos zapatos estaban allí colocados. Uno tras otro, intentaba calzarse aquellos zapatos metálicos de aspecto abandonado. Pocas veces me he encontrado tan inerme ante el muro de la incomunicación provocada por el desconocimiento de un idioma.  Atónito contemplaba, desde un extremo del embarcadero, aquella falta de respeto por una tragedia  presente en tantos rincones de Budapest. Aquellos zapatos, de todas las edades, de toda condición social, colocados al borde del muelle expresaban con trágico realismo lo que  allí había sucedido décadas atrás.  El muelle que, tantas veces, había sido lugar de encuentros, de abrazos, de besos, se convirtió en aquellos días en el lugar de la  partida final. Fue el camino hacia el ocaso, cómo le señalaban los últimos r…

Geometría…

Imagen
Galería de Cristal del Palacio de Cibeles. Madrid
A ti, contorno de la gracia humana,
recta, curva, bailable geometría,
delirante en la luz, caligrafía
que diluye la niebla más liviana. Mercado Central. Valencia A ti, sumisa cuanto más tirana,
misteriosa de flor y astronomía
imprescindible al sueño y la poesía,
urgente al curso que tu ley dimana. Arenera de la Plaza de Toros de Granada A ti, bella expresión de lo distinto,
complejidad, araña, laberinto
donde se mueve presa la figura.
Interior del ascensor del Atomium. Bruselas. El infinito azul es tu palacio.
Te canta el punto ardiendo en el espacio.
A ti, andamio y sostén de la Pintura. A la línea. Rafael Alberti

Cuando aprieta el frio…

Imagen
Viajero que regresas a esa ciudad del Norte
donde una dulce nieve empapa la razón,
donde llegan los barcos cargados de preguntas
a muelles laboriosos como mi corazón
háblale de mi vida, las autopistas negras
que atraviesan volando mi terca soledad…

Y dile que la echo de menos,
cuando aprieta el frio,
cuando nada es mío,
cuando el mundo es sórdido y ajeno,
que no se te olvide,
es de esas que da
siempre un poco más,
que todo… y nada piden.
Cuéntale que la extraño y que me siento seco
igual que un presidente dentro del autobús,
como una Kawasaki en un cuadro de El Greco,
igual que un perro a cuadros, igual que un gato azul.
Y dile que la echo de menos
cuando aprieta el frio,
cuando nada es mio,
cuando el mundo es sórdido y ajeno,
que no se te olvide,
es de esas que da
siempre un poco más,
que todo… y nada piden. Cuando aprieta el frio. Disco :El hombre del traje gris. (1988). Joaquín Sabina