Entradas

Mostrando entradas de abril, 2012

La otra...

Imagen
Copista en el Museo del Prado. Madrid

      Entre tanta cabeza mirándote, sobresale la tuya mirándonos a todos nosotros. Pareces asombrada y aún no te haces a tu nueva situación porque, después de tantos años ignorada,  de repente eres el centro de atención. Pero no te engañes, eres la otra y serás famosa mientras ella lo sea, algo que por ahora tienes asegurado.
La otra Gioconda. Museo del Prado. Madrid

Cuando te vean surgirá la comparación, incluso tendrás algunos partidarios, pero llevarás el peso de la  postergación. El ser la otra tiene sus inconvenientes como ya has sentido en tu viaje parisino. Ella no dejó que le hicieras competencia y te expusieron en otra sala. Cuando regreses tal vez ocupes un lugar preferente pero no olvides que al igual que esas otras compañeras de sala, siempre serás...la otra.


Copista en el Museo del Prado. Madrid

Las cosas…

Imagen
El bastón, las monedas, el llavero,
la dócil cerradura, las tardías
notas que no leerán los pocos días
que me quedan, los naipes y el tablero…
…un libro y en sus páginas la ajada
violeta, monumento de una tarde
sin duda inolvidable y ya olvidada,
el rojo espejo occidental en que arde
una ilusoria aurora.
¡Cuántas cosas,
láminas, umbrales, atlas, copas, clavos,
nos sirven como tácitos esclavos,
ciegas y extrañamente sigilosas!
Durarán más allá de nuestro olvido;
no sabrán nunca que nos hemos ido.                                                                                              Jorge Luis Borges ( 1.899-1986 )