Entradas

Mostrando entradas de 2013

Feliz Navidad...

Imagen

Aquella puerta...

Imagen
Al fin, dulcemente,
dejando los muros de la fuerte mansión almenada,
el duro cerco de las cerraduras, tan bien anudado;
la guardia de las puertas seguras,
sea yo liberado en los aires.




Con sigilo sabré deslizarme; Pon tu llave suave en la cerradura y, con un murmullo, Abre las puertas y, con un murmullo



Dulcemente -sin prisa-
(carne mortal, ¡oh, qué fuerte es tu abrazo!
¡oh amor! ¡cuán estrechamente abrazado me tienes!)
Postrera invocación. Walt Whitman (1.819-1892)

Observa...

Imagen
Observa todo lo blanco que hay en torno tuyo, pero recuerda todo lo negro que existe.
  Lao Tsé (604 a.C.- 531 a.C.)

Sin licencia para tocar...

Imagen
¡La música frecuentemente me coge como un mar! Hacia mi pálida estrella, Bajo un techado de brumas o en la vastedad etérea, Yo me hago a la vela; 
El pecho saliente y los pulmones hinchados Como velamen, Yo trepo al lomo de las olas amontonadas Que la noche me vela; 
Siento vibrar en mí todas las pasiones De un navío que sufre;  El buen viento, la tempestad y sus convulsiones 
Sobre el inmenso abismo Me mecen. ¡Otras veces, calma chicha, gran espejo De mi desesperación!                                             La Música- Las flores del mal. Charles Baudelaire (1.821-1.867)

Un globo, dos globos...

Imagen
Un globo, dos globos, tres globos, la luna es un globo que se me escapó, un globo, dos globos, tres globos, la tierra es el globo donde vivo yo.




Un globo, dos globos, tres globos, los niños tenemos en televisión, un cuento, dos cuentos, tres cuentos, en unos momentos de gran diversión.






Un globo, dos globos, tres globos, la luna es un globo que se me escapó, un globo, dos globos, tres globos, la tierra es el globo donde vivo yo...
Gloria Fuertes (1.917-1.998)

Luz de catedral...

Imagen
Ir al atardecer a la catedral, cuando la gran nave armoniosa, honda y resonante, se adormecía tendidos sus brazos en cruz. Entre el altar mayor y el coro, una alfombra de terciopelo rojo y sordo absorbía el rumor de los pasos. 

Todo estaba sumido en penumbra, aunque la luz, penetrando aún por las vidrieras, dejara suspendida allá en la altura su cálida aureola. 

 Cayendo de la bóveda como una catarata, el gran retablo era sólo una confusión de oros perdidos en la sombra. Y tras de las rejas, desde un lienzo oscuro como un sueño, emergían en alguna capilla blanca formas enérgicas y extáticas.

La catedral y el río. Luis Cernuda (1.902-1.963)

Lágrimas...

Imagen
Gota del mar donde en naufragio lento
se hunde el navío negro de una pena;
gota que, rebosando, nubla y llena
los ojos olvidados del contento.


Grito hecho perla por el desaliento
de saber que si llega a un alma ajena,
ésta, sin escucharlo, le condena
por vergonzoso heraldo del tormento.



Piedad para esa gota, que es cual llama
de la que el corazón se desahoga
cual desahoga espinas una rama.

Piedad para la lágrima que azoga
el dolor, pues si así no se derrama,
el alma, en esa lágrima se ahoga...
A una lágrima.Jose Ángel Buesa (1.910- 1.982)

Guitarvera 2.013: Coser y cantar...

Imagen
Hilo, Hilo señora tendera Hilo,hilo que no quiero seda Hilo, hilo señor comerciante Hilo, hilo que seda es bastante



Gasta pañuelos de hilo la hija de la tabernera gasta pañuelos de hilo, tambien los gasta de seda del agua que lleva el vino


Son de seda y algodón las cortinas de tu alcoba son de seda y algodón, entre cortina y cortina descansa mi corazón.
Hilo, Hilo. Canción popular de La Vera (Cáceres)

Abril para vivir...

Imagen
Abril para vivir, abril para cantar,
Abril, flor de la vida al corazón,
Abril para sentir, abril para soñar,
Abril, la primavera amaneció


La luna fue de abril, en abril fue el amor,
Que un día entre las rosas despertó
Toda la soledad de flores se llenó
Dejando por el aire esta canción


                    Como una golondrina por el mar se perdió
                        Como una golondrina el amor se llevó
                             Y me dejó el dolor para cantar
                                La luna de abril para olvidar...

Luna de Abril. Carlos Cano (1.946-2.000)

Miradas...

Imagen
En algún 
lugar al que nunca he viajado, 
felizmente más allá de toda experiencia, 
tus ojos tienen su silencio: 
En tu gesto más frágil hay cosas que me rodean 
o que no puedo tocar porque están demasiado cerca. 



Con solo mirarme, me liberas.  Aunque yo me haya cerrado como un puño, 
siempre abres, pétalo tras pétalo mi ser, 
como la primavera abre con un toque diestro 
y misterioso su primera rosa.



O si deseas cerrarme, yo y  mi vida nos cerraremos muy bella, súbitamente, 
como cuando el corazón de esta flor imagina 
la nieve cayendo cuidadosa por doquier. 




Nada que hayamos de percibir en este mundo iguala  la fuerza de tu intensa fragilidad, cuya textura 
me somete con el color de sus campos, 
retornando a la muerte y la eternidad con cada respiro.


Ignoro tu destreza para cerrar y abrir 
pero, cierto es que algo me dice 
que la voz de tus ojos es más profunda que todas las rosas... 

Nadie, ni siquiera la lluvia tiene manos tan pequeñas.

E.E. Cummings ( 1.894-1.962)

A un gato...

Imagen
No son más silenciosos los espejos Ni más furtiva el alba aventurera; Eres, bajo la luna, esa pantera Que nos es dado divisar de lejos. Por obra indescifrable de un decreto Divino, te buscamos vanamente;

Más remoto que el Ganges y el poniente,
Tuya es la soledad, tuyo el secreto. Tu lomo condesciende a la morosa Caricia de mi mano.

Has admitido, Desde esa eternidad que ya es olvido, El amor de la mano recelosa. En otro tiempo estás. Eres el dueño De un ámbito cerrado como un sueño.                                                                                                     Jorge L. Borges(1.899-1.986)

Agua...

Imagen
Y primero era el agua: un agua ronca, sin respirar de peces, sin orillas que la apretaran... Era el agua primero,Sobre un mundo naciendo de la mano de Dios... Era el agua... Todavía la tierra no asomaba entre las olas, todavía la tierra sólo era un fango blando y tembloroso... No había flor de lunas ni racimos de islas... En el vientre del agua joven se gestaban continentes...
 ¡Amanecer del mundo, despertar del mundo! ¡Qué apagar de fuegos últimos¡ ¡Qué mar en llamas bajo el cielo negro¡Era primero el agua.
   Creacion . Eva María Loynaz (1.902-1.997)

Miradas...

Imagen
¡Oh, cristalina fuente, si en estos tus semblantes plateados formases de repente los ojos deseados que tengo en mis entrañas dibujados! S. Juan de la Cruz (1.542-1.591)


Cristal...

Imagen
Al hombre de cristal le duelen las heridas
pero te entrega flores, risas,
arcoíris en días de lluvia.
¡Es bello regalar cosas efímeras! El hombre de cristal riega la tierra
con zumo verde o lágrimas
y luego se resarce con poemas.

Tiene miedo
mas cubre la tristeza con trencas coloristas
que añaden a sus gestos duración
y singularidad…
De vocación: excéntrico. En efecto
a veces huye.
Nada gana. Nada tiene
porque al abrir las manos nunca encontró monedas.
El hombre de cristal finge entereza
pero puedes fiarte
de su sísmica piel.

Nunca supo soñar
que luchaba en batallas o cazaba elefantes
pues no eligió el valor sino la curiosidad.
Una vez dio su amor
y se parecía al loco que suplica a una estatua,
perocon cierto minimalismo
emocional concentrado en el tintero de su lengua
adivinó tu cuello, piel, ombligo;
laderas y caderas…
Esas zonas del cuerpo en las que rompe el mar...
El hombre de cristal y otros poemas (2.004). Luis Artigue 

Sombras (IV)

Imagen
Vengo  observando, en primer lugar, que soy muy maleducado contigo, querida sombra; no te he confesado aún una palabra, de cuánto me complace escucharte y no solo verte. Tú ya sabes que me gusta la sombra como la luz.





Para que haya hermosura en el rostro, transparencia en la palabra, bondad y firmeza en las maneras, la sombra es tan imprescindible como la luz. 





No son enemigas; antes bien, se dan la mano amistosamente, y cuando la luz se marcha, la sombra va en pos de ella. 

El viajero y su sombra. Friedrich Nietzsche ( 1.844-1900)

Manos...

Imagen
Dos especies de manos se enfrentan en la vida, brotan del corazón, irrumpen por los brazos, saltan, y desembocan sobre la luz herida a golpes, a zarpazos.



La mano es la herramienta del alma, su mensaje, y el cuerpo tiene en ella su rama combatiente. Alzad, moved las manos en un gran oleaje, hombres de mi simiente.



Ante la aurora veo surgir las manos puras de los trabajadores terrestres y marinos, como una primavera de alegres dentaduras, de dedos matutinos...
Manos. Miguél Hernández ( 1.910-1.942)

Somos lo que somos...

Imagen
Puede que nos traguen los abismos; puede que toquemos al fin las Islas Afortunadas y veamos al grande Aquiles, a quien conocimos. 



Aunque mucho se ha gastado mucho queda aún; y si bien no tenemos ahora aquella fuerza que en los viejos tiempos movía tierra y cielo, somos lo que somos.



Corazones heroicos de parejo temple, debilitados por el tiempo y el destino, más fuertes en voluntad para esforzarse, buscar, encontrar y no rendirse...
                                                                         Ulysses.  Alfred Tennyson  (1.809- 1.892)