De aquellas flores…


P1000693a
Poema XIV
Juegas todos los días con la luz del universo.
Sutil visitadora, llegas en la flor y en el agua.
Eres más que esta blanca cabecita que aprieto
como un racimo entre mis manos cada día. ...
Tú estás aquí. Ah tú no huyes.
Tú me responderás hasta el último grito.
Ovíllate a mi lado como si tuvieras miedo.
Sin embargo alguna vez corrió una sombra extraña por tus ojos…
Hasta te creo dueña del universo.
Te traeré de las montañas flores alegres, copihues,
avellanas oscuras, y cestas silvestres de besos...
Quiero hacer contigo
lo que la primavera hace con los cerezos.
Veinte poemas de amor y una canción desesperada (1.924)
Pablo Neruda (1.904-1.973)
P1010006

Comentarios

  1. Neruda y tus fotografías...una excelente combinación.
    Gracias por llegar a mi blog y permitir que conozca tu arte.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Remei, por tus amables palabras.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Las olas...

La cuerda cortada...

¿ Jerónimo… o Pietro ?