¿Podemos…?


45d-2-89
Indignados están los vientos, las montañas,
los caudales de los ríos, los silencios.
Indignados de ver los tiempos someterse,
de ser pasivos ante la ignominia,
de ser indiferentes ante el llanto;

45d-2-90
Indignados de ver la vida subastarse;
de ser permisivos,
de ser ausentes.



Y mientras se indigna el pobre,
el pasivo aplaude,
el indiferente ríe,
y el conservador se ausenta.
45d-2-91 
Indignados están los vientos,
los sueños de no ser gritos,
el amor de no ser fuego,
la verdad de no ser rabia,
el silencio de no ser estruendo,
la piel de no ser abrigo,
la sonrisa de no ser relámpago.



Y así de indignados están los tiempos,
que quiero convertir poemas
en un huracán de nuevos vientos.
Poema indignado. Arturo V. Aponte

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las olas...

La cuerda cortada...

¿ Jerónimo… o Pietro ?